Mediterráneo

Escrito por Arena en septiembre 22nd, 2012

Sentada miro al horizonte que lejano funde en azul cielo y mar. Un azul que se difumina a medida que se aleja, y que arrastra en cada ola un pensamiento, una sensación, un sentimiento.

Me dejo abrazar por su serenidad y, por un instante, me olvido de todo lo que me rodea. Suavemente me lleva a un lugar único en el que las olas te mecen para dormirte bajo las estrellas, y en el que sólo se escucha la sal depositándose en la orilla. Entonces me siento más mediterránea que nunca y disfruto de su aroma mientras la arena se escapa entre mis dedos. Es una arena húmeda y fría que me recuerda lo lejos que queda el verano y que se convierte en mi cómplice para trazar sueños imposibles que me roba el mar con cada ola.

Sin quererlo nos enzarzamos en una batalla en la que él juega con ventaja. Lleva generaciones jugando con nosotros y sabe cuales son nuestros puntos más débiles.  Sin embargo, hoy me siento más fuerte que nunca para desafiarle.

Miro de nuevo al horizonte y el azul ha cambiado, se ha vuelto oscuro, casi negro. Sólo la luna marca un sendero por encima de las olas que llega hasta mí. Decido seguirlo mientras las estrellas vuelven sobre mí para recordarme que puedo ser feliz.

Onlinerel Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google Yahoo Buzz StumbleUpon

Enviar comentario