Batallas y guerras

Escrito por Arena en febrero 4th, 2014

Cuando el corazón va más rápido que la mente no se puede luchar. Cuando los sentimientos ganan al racionamiento, la batalla está perdida. Cuando el ojalá se impone al no quiero, has perdido la guerra.

Hay veces que el corazón va más rápido que la mente. Son esas veces que te dejas llevar, sin más, sin buscar más explicaciones, sin buscar más respuestas, sin hacer más preguntas. Esas veces en las que los sueños invaden la noche y se convierten en realidad. Esas veces en las que te vuelves niño y juegas a ser mayor. Esas veces en las que sin darte cuenta, luchas contra el quizás.

Ese quizás que sabe a gloria cuando ganas la contienda. Pero que te hunde en el fango cuando la pierdes. Ese quizás que te puede subir al cielo, o te puede llevar a lo más profundo del averno. Ese quizás, que simplemente, puede cambiar tus planes. Que simplemente, y sin pensar más allá, puede cambiarte la vida.

Porque las personas, al final, no somos más que eso. Las personas somos corazón, somos un quizás. Somos guerreros que defendemos nuestra tierra con uñas y dientes para no perder la contienda. Para que, en la medida de lo posible, nuestro corazón no pierda nunca la batalla. Para que nuestras corazonadas consigan el triunfo. Para que el ojalá nos permita de nuevo soñar.

Onlinerel Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google Yahoo Buzz StumbleUpon

Enviar comentario